Desde el mirador

Por las mañanas, bien temprano y junto a mi esposa, practico ejercicios en el parque cerca de casa.  No somos los únicos, muchas personas comparten con nosotros esa actividad a inicios de cada día, algunos corren otros practican yoga, incluso encontramos un grupo de mascotas quienes tienen el privilegio de contar con áreas construidas (caniles) y debidamente cercadas por el Municipio.

En los últimos meses, hemos prestado atención a un curioso “Basset hound” que sube a la cima de una escalera en V invertida ubicada en uno de estos caniles y, desde allí, se separa por momentos del grupo de canes y se dedica a observar lo que pasa a lo lejos y debajo de él. Luego baja continua con sus juegos y nuevamente vuelve a subir y observar. Como buen sabueso su olfato y vista le ayudan a tener claridad hacia a donde dirigirse, pero este “Basset hound”, ha encontrado otro lugar desde donde mirar y hacer de su ejercicio algo más interesante que permanecer en el “DivertiCanes”.

Este mes de diciembre habrán transcurrido ocho meses desde que, junto a mi equipo de trabajo en AGREE, comenzamos a incursionar en el mercado del outsourcing, después de haber trabajado 38 años en relación de dependencia. En nuestro camino de explorar, reconocer, gestionar y operar procesos de recursos humanos como servicio de outsourcing, en empresas de diversos giros de negocios como son tecnología, Oil & Gas, retail, servicios, muchas nuevas situaciones aparecen en nuestro horizonte.

Es en estas nuevas situaciones, donde encontramos que la mayor oportunidad sigue siendo la ejecución operativa y la colaboración en la búsqueda de claridad en la gestión. Claridad, que permita mirar desde lo alto y desde lo bajo de la estructura organizacional, el propósito de cada función-posición.

Y casi con la misma curiosidad que tiene el “Basset hound”, desde nuestro mirador del servicio de outsourcing, vamos encontrando distintas perspectivas de la función de gestionar personas, como también vamos apoyando a encontrar todas las oportunidades que tiene el liderazgo de subir y bajar dentro de las estructuras organizacionales, para hacer que las cosas ocurran, y solucionar así, la necesidad de claridad y reconocimiento que existe en las personas que conforman la organización.

Con cada una de las empresas que hacemos equipo, alimentamos y transformamos nuestra oportunidad de comprender y operar en este interesante y siempre cambiante mundo de las personas trabajando; donde la simplicidad de una conversación respetuosa y asertiva sigue siendo la más efectiva de las soluciones para llegar a un buen acuerdo.

Por eso nos apasiona lo que hacemos.

Agustín

Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificación